20 junio 2017

Grandes pequeños








Pequeñas esponjas que absorven
piquitos de oro repletos de verdad
miradas soñadoras, iluminadas
risas verdaderas, tiernas, sin maldad
travesuras constantes, verbo sin pensar.



Nos empujan al juego los infantes
sin cuestionar el tiempo, ni nuestras edades
contagian la ilusión, la alegría
colmando nuestra vida de momentos
que embriagan a cualquier corazón.


Qué bello su abrazo inesperado
sus espontáneas reacciones
cuan extrañas sus conclusiones
provocando carcajadas
momentos únicos que llenan el alma.



Dejadles ser niños
reír, jugar, correr, saltar
llorar con las cosaquillas
dejadles ser niños
jamás lo olvidarán.



No hay comentarios: