22 mayo 2018

Mi gran pequeño








Las semillas germinaron
para florecer en mayo
regalando una primavera
que comenzó con tu llanto


Moreno, inquieto, pequeño
mirabas con tus ojos tiernos
acertando a agarrar el dedo
que apretabas entre sueños.

Los meses fueron pasando
creciendo con ellos tu cuerpo;
nacían de tu voz los balbuceos
las carcajadas pronto fueron eco.


Travieso, risueño, despierto
el mundo era un hermoso juego
en el que ofrecías mil momentos
que no borrará el paso del tiempo.


Pasados los primeros años
aquel bebé parece lejano
el hombrecito se fue forjando
dejando huellas a cada paso.


Loquito, presumido, pensativo
dejas recuerdos imborrables
mientras los días transcurren
convirtiéndote en alguien muy grande.


Ha llegado el número once
¿acaso puedo llamarte pequeño?
no lo es quien conquistó corazones
cuando realmente era muy pequeño.



Dedicado a mi sobrino S. O. C

18 mayo 2018

¿Lo habré logrado?





¿Lo habré logrado?
remanso de paz
deseo callado desconocido
alimento del alma
rincón nuevo
soledad indolora.

Necesidad de distancia
mente en blanco
corazón limpio
el rencor al olvido.

¿Lo habré logrado?
tranquilidad precisa
cabalgar por el camino
sin límite
arrinconando el miedo
borrando malos recuerdos.


¿Lo habré logrado?...


17 mayo 2018

Cómo








Cómo comenzar un poema
que me niego a escribir
cómo expresar una pena
que nadie puede percibir

Cómo....

Cómo se explica el alma rota
a quien la cree feliz
cómo se seca una lágrima
que jamás logró salir


Cómo....

Cómo se sonríe al otro
cuando ya no sabes sonreír
cómo se alienta al caído
si ya no sabes por donde seguir.


Cómo...

Cómo no sucumbir a la tristeza
mientras el miedo se apodera de mí
cómo explicar una certeza
que únicamente vive en mí.


Cómo... Cómo volver a reír.

14 mayo 2018

El ayer





Recuerdo aquellos días de magia
cuando los arbustos tenían mi talla
cuando el futuro estaba lejos
y no nos preocupaba un mañana.


Me avergüenzan las dos coletas
que daban gracia a mi cara
los calcetines estirados
a veces con sandalias
la suciedad de la camisa no importaba.


Aún escucho las risas
por las calles de mi infancia
aquellas rocas con lagartos
a las que ni loca me acercaba.


Sonrío a recordar
los atardeceres de mi barrio
los juegos para todos
las carcajadas en el silencio
las ventanas como teléfonos.


Y... según dicen los viejos
los recuerdos solo son para ellos
mas permítanme ser vieja
si con ello viajo a los buenos tiempos.