17 enero 2018

Lágrima





Muchos intentaron describirte
sin hallar palabras exactas
que alcanzaran a definirte.

Eres el verbo nacido en mis pupilas
la caricia suave en mi mejilla
el recuerdo de mi condición humana.

Naces en la alegría, en la tristeza
en ocasiones te instalas en mí
tocando rincones de mi alma.

Transparente mar de mi mirada
expresión de un sentimiento
bautizada como lágrima.

Surges ahora repentina
tras estos pobres versos
que intentan describirte con calma.

¡Ay!, aquí de nuevo te hallas.... 


15 enero 2018

Una tarde...







Camino cerca de la playa , como tantas tardes he hecho. Supongo que otros caminantes que me ven pensarán que estoy loca. Me gusta abrir bien los ojos para no perderme los detalles, captar el aroma del mar, oír las voces de los que caminan como yo. Voy sin rumbo exacto, sin destino, observando todo lo que se cruza ante mí. En un momento dado me paro y miro hacia el horizonte. Un espectáculo tiene lugar ante mis ojos. La tarde empieza a anunciar la llegada de la noche. Unas nubes parecen besarse, pero entre ellas todavía queda luz, esa luz pequeñita que deja su rastro en la orilla. Me quedo ensimismada mientras observo con asombro el momento. ¡Qué pena que mi cámara no funcione tan bien como para captar esto! En mi cabeza encuentro una melodía reciente, la letra de esa canción que dice “yo soy solo un niño, con los pies descalzos”. También yo soy esa niña a la que ahora mismo le gustaría saltar descalza a la arena aunque este fría, aunque los rugidos de las olas puedan asustar, aunque todos la miren. Correr por la playa con los brazos abiertos como tantas veces lo hice de niña al bajar las cuestas simulando que pilotaba un gran avión. Aquella que sonreía constantemente sin dar importancia a otra cosa que no fuera ser feliz. Si embargo, la tarde se esfuma, la noche llega cubriéndolo todo y mis pasos poco a poco se pierden entre la gente que transita por el paseo, personas que por un instante se volvieron invisibles dejando que la niña se descalzase y jugase con el mar.



11 enero 2018

Vida en verso





Cuántos años pasaron
desde que nació mi pasión;
unos versos sin sentido
que en  la tierna adolescencia
llamaban a gritos al amor.


No recuerdo cómo surgió
siempre estaba conmigo;
la poesía a todas horas
mi mejor amiga, compañera
relatando anhelos y dichas.



En la oscuridad la aparté,
escapé de ella, huí
mas me encontró de nuevo
la tomé entre mis manos
y fue caricia para mis tormentos.


La adolescente ya no grita en versos
aunque algún amor se deslice entre ellos
ahora el verso cuenta historias
relata momentos, tristezas, alegrías
siendo fiel reflejo esta efímera vida.

10 enero 2018

Quisiera...




Quisiera beber la poesía
de unos labios desconocidos
que inunden mi alma
llenándome de paz
clavándose en los míos
hasta el fin de mis días.


Quisiera rozar el cielo
con las puntas de mis dedos
sentir el abrazo que ansío 
la suavida de unas manos
atraídas hacia mi cuerpo
rebozante de pasión y sentimiento.


Quisiera entregar mi corazón
deshecha del temor
que recogen todos mis sentidos;
Mientras; espero en silencio
mostrando mi verdad en poemas
nacidos de mis secretos.


Y nace otro quisiera...
al arrullo de unas olas
que acarician mi triste sonrisa.